OPINIÓN

Buenas sensaciones

Y parece que no llegaría esta sensación y que nada volvería a ser lo mismo, pero, no… el tiempo al final siempre coloca todo en su sitio y va asentando todos los acontecimientos.
Por primera vez en meses fue ayer atravesando la Avenida de la Constitución de Sevilla, para mí uno de mis lugares favoritos, cuando volví a tener esa sensación tan agradable y de orgullo viendo la avenida llena de gente y muchas nacionalidades visitando la ciudad (comienza ya de nuevo el espectáculo y los que quedan por llegar) porque Sevilla es una ciudad que engancha, te envuelve, te enamora, te da juego, te da alternativas y todo lo llena y, además, concentrado todo en el mismo centro, lleno de grandiosidad, historia, arte, culturas y progreso.
Estamos ya como en los tiempos de pre pandemia y tomando las decisiones necesarias para que todo esté funcionando a tope, siempre teniendo en cuenta la estabilidad y el equilibrio sanitario y el control absoluto de la situación. Y tantas caras de felicidad y sentimientos encontrados, volviendo a poder vivir los momentos más señalados y significativos de la ciudad y sus semanas grandes.
Ayer salía a la luz la gran noticia de la vuelta a las procesiones… nuestra Semana Santa, de las mejores puestas en escena del mundo, y las caras de ilusión y felicidad. ”Cofrades a la calle”, se me pusieron hasta los pelos de punta solo de pensarlo y de sentirlo cerca y ya después nuestra Feria de Abril, que es otra gran puesta en escena y que convoca a miles de personas en un escenario de color arte y buenas maneras. Mejor imposible, serán momentos de grandes celebraciones después de dos duros años en silencio y sin movimiento.
Ojalá hayamos aprendido muchas cosas de esta situación, ojalá sepamos leer entre líneas, ojalá sepamos reconocer el sentido de las cosas y el verdadero por qué de las mismas y miremos hacia delante aplicando el sentido común y contribuyendo siempre al bien común, velando por la seguridad de todos, de la mayoría.
Volver a tener la sensación de libertad absoluta accediendo a todos los lugares de ocio y de interés disfrutando de todas las alternativas es fabuloso y tranquilizador, te ayuda a cargar las pilas y a tener la mente en activo totalmente. Son demasiadas sensaciones juntas y que se nos vienen encima ante tanto cambio, ante tanto bueno y tanta positividad concentrada.
Me imagino, y seguro que es así, que en el resto de lugares de España hay un ambiente generalizado de nuevas sensaciones y de un nuevo bienestar esperanzador e ilusionante que te hace programar y plantear nuevos planes y nuevas experiencias.
Yo, sin duda, quiero transmitiros esa fuerza y esa esperanza llena de ilusión y buenas vibraciones que me invade y que me hace sentir tan bien y cargada de fuerzas para esta nueva etapa del camino, un camino lleno de esperanza y que se presenta con contenido de ahí esas buenas sensaciones, respirando nuevos aires y divisando un horizonte puro dejándonos llevar.
Estas breves palabras resumen mis buenas sensaciones… son, en definitiva, sensaciones llenas de fe, ilusión y esperanza… caminando con rumbo definido, haciendo camino al andar.
Que vaya todo bien y os deseo lo mejor sin duda.

ANA DE LA PEÑA FERNÁNDEZ-GARNELO
Directora Global Rull y Asociados Aseosres Globales de Empresa

Deja una respuesta