Café con Rull

Francisco Vélez, presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías de Sevilla, inaugura nuestro Café con Rull

El presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías de Sevilla, Francisco Vélez, ha inaugurado esta mañana el curso empresarial 2022 del despacho de abogados sevillano Rull&Asociados. De esta forma, Vélez ha protagonizado un desayuno empresarial en el que ofrecido todos los detalles en torno al desarrollo y celebración de la próxima Semana Santa 2022, la primera que va a tener lugar tras la pandemia.

El presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías de Sevilla ha estado acompañado por el CEO de Rull&Asociados, José Luis Rull, y por la CEO del despacho, Ana de la Peña.

En relación a esta “Semana Santa repleta de tanta ilusión”, el presidente señaló que las modificaciones serán “las justas y precisas”, ya que ahora mismo el deseo de todos los cofrades es “recuperar lo anhelado después de dos años tan difíciles que nos han tocado vivir”. Destacó, eso sí, la gestión interna que se ha realizado para elaborar un nuevo plan que intente mejorar los horarios y la seguridad, de unas jornadas ya muy condensadas junto a los delegados de día y los hermanos mayores y diputados mayores de gobierno de las hermandades implicadas, hemos trabajado para establecer un plan que, en la medida de las posibilidades, repercuta positivamente en todas las cofradías. Esperemos que así sea este año”.

Francisco Vélez también explicó a los presentes la que, sin duda, es una de las gestiones más importantes que el Consejo de Hermandades ha llevado a cabo en los últimos tiempos: la gestión para la conservación de la exención del IVA de las sillas y palcos de la Carrera Oficial. “Siempre ha sido una de nuestras premisas fundamentales que por fin se está obteniendo. Un beneficio fiscal que quiero recordar no redunda directamente en la gestión financiera del Consejo de Hermandades, sino en los bolsillos de los sevillanos. Por todos ellos hemos luchado y,una vez adquiera firmeza la Resolución del TEARA que da la razón a nuestra reclamación, solicitaremos la devolución a Hacienda de las cantidades ya ingresadas para hacerlas llegar a los ciudadanos que las pagaron.

La vuelta de la Semana Santa, tras dos años sin procesiones, repercute a todos los sectores de la ciudad. “Somos un activo esencial para la reactivación de nuestro motor económico. Esta semana deja en nuestra ciudad un montante que ronda los 400 millones de euros. Por lo tanto, nuestro esfuerzo está más que justificado, sobre todo si miramos atrás y recordamos lo mucho que han sufrido nuestros empresarios y comerciantes en tiempos de pandemia”, destacó Vélez en su exposición.

Y es que el Consejo, además de su gestión en pro de todas las hermandades de Sevilla, ha tenido una gran sensibilidad ante las necesidades perentorias que han ido surgiendo en este tiempo. “Las hermandades y el Consejo hemos volcado todos nuestros esfuerzos para paliar los efectos de la pandemia a través de nuestro Proyecto Fraternitas en barrios tan desfavorecidos como el Polígono Sur, los Pajaritos o el Vacíe o en los propios conventos de la ciudad. A todo ello tenemos que unirle nuestras campañas solidarias que hemos lanzado para ayudar a La Palma tras el volcán que tantos hogares y negocios ha devorado o, recientemente, para colaborar con el pueblo ucraniano tras la guerra que ha estallado en este país”, indicó el presidente, quien precisó que nuestros esfuerzos para atender todas estas necesidades “se ha multiplicado en más de un 250% en comparación con los años anteriores a la pandemia”.

En este tiempo se ha revitalizado la actividad cofrade en Cuaresma gracias a un amplio programa cultural que ya el año pasado el Consejo de Hermandades puso en marcha. “Cuaresma en Sevilla llevó por nombre este proyecto que lanzamos con la intención de ofrecerle a la ciudad y a las visitantes acciones que ayudasen a paliar la ausencia de procesiones. Fue todo un éxito. Más de 150.000 personas se beneficiaron de las múltiples exposiciones, conciertos, espectáculos e incluso una cartelera de cine que se desarrollaron en 2021. En este 2022, entendiendo que las procesiones están de vuelta, le damos máxima prioridad a las cofradías, pero varias acciones han perdurado, como por ejemplo la Exaltación de la Saeta”, señaló Vélez.

Por último, durante su discurso, el presidente del Consejo de Hermandades destacó que “la gestión económica ha sido excelente”. “No sólo no hemos ayudado a las hermandades de manera directa a paliar las pérdidas financieras derivadas de la pandemia, sino que además en un año sin Semana Santa y por ende sin sillas ni palcos en Carrera Oficial hemos logrado dotar de subvenciones directas y indirectas a las 125 hermandades de la ciudad” que en su casi totalidad han revertido en la ingente acción social que han desarrollado, finalizó el máximo dirigente de la institución cofradiera.