OPINIÓN

Los retos de nuestro modelo de negocio: Rull y Asociados

Es, sin duda, nuestra gran motivación diaria y lo que provoca realmente la mayor fuente de inspiración y planteamiento de nuevos retos: nuestra empresa… nuestro centro de atención diaria, despertando a cada instante, a cada paso, nuevos objetivos, nuevas mejoras y diferentes planteamientos para avanzar y seguir subiendo escalones y sumando momentos.
Ya vamos respirando un aire nuevo y más innovador, si cabe, después de estos 15 o 16 meses llenos de incertidumbre y con situaciones muy caóticas alrededor y muy difíciles de resolver en muchísimas circunstancias. Estamos observando ya los primeros pasos a la recuperación reforzada, si cabe, por la gran experiencia vivida y lo ya pasado, con las ganas acumuladas y la esperanza de un futuro inmediato lleno de actividad y de avances y progreso.
Seguimos trabajando sin límites, considerando que la disciplina, la positividad y el marcarse metas de forma continuada con el trabajo bien hecho y una atención personalizada en todo lo que hacemos son, sin duda, las mejores herramientas para lograr mejores resultados y seguir creciendo. Nuestro modelo de negocio está claramente definido como mediana empresa generadora y prestadora de servicios, prestación de servicios y absoluto servicio y atención personalizada e inmediata a nuestros clientes, con un equipo de trabajo muy profesional y especializado en las diferentes materias y ramas, tanto jurídicas como de empresa, cubriendo todas las necesidades y las diferentes peticiones de nuestros clientes.
Hemos logrado la perfecta transformación a todos los efectos, paso de un despacho jurídico a una empresa en toda regla y con todos sus componentes, generadores de empleo, de avances tecnológicos, de adaptación al progreso y a las nuevas demandas actuales. Éste ha sido, sin duda, el gran reto conseguido y que ahora toca mantener reforzar y seguir mejorando, aplicando nuevas técnicas y marcándonos nuevos objetivos para los dos siguientes años completos.
Viene perfecta la famosa expresión de REINVENTARSE O MORIR, y eso forma parte del reto, forma parte del cambio, los cambios son necesarios cuando reclaman avances y se tiene el horizonte claramente definido y marcado. El mundo empresarial es un continuo reto y un continuo mundo de aplicación de nuevas medidas y apuesta por nuevas circunstancias, avanzando sin límites para lograr los objetivos marcados.
Después de este gran reto logrado y este gran paso donde tenemos claro el fin de la conjunción publico-privado y la organización de numerosos encuentros, foros y actos relacionados con las empresas y la evolución de las mismas, arrancamos una nueva etapa de florecimiento y de seguir en la misma línea, pero siendo todavía más persistentes en el estudio y en la capacidad de proyección de nuestra marca y nuestra empresa, un modelo de negocio definido y concreto pero abierto a otros retos y a alcanzar nuevos objetivos.
Es, sin duda, la mentalidad empresarial, esa mente abierta y adaptable a las diferentes circunstancias, donde se reciben nuevas informaciones y se intercambian sinergias con otras empresas del sector u otro sectores y vamos haciendo camino al andar!

Es nuestra empresa nuestra pasión
Es nuestra empresa nuestra ilusión
Es nuestra empresa nuestro reto constante

 

 

ANA DE LA PEÑA FERNÁNDEZ-GARNELO

Directora Global de Rull & Asociados

Deja una respuesta