OPINIÓN

La actitud de la paz

Hemos dado el pistoletazo de salida a unas fechas especiales y llenas de contenidos diferentes, muchos sentimientos encontrados, muchos que ya no están, sentimientos de tristeza y de añoranza, la ilusión y la actitud positiva de nuevos proyectos y la esperanza y la fe que nos invade y nos rodea, y sobre todo cuando vives en ambientes de familias con mucho niños y jóvenes donde es algo mágico y lleno de momentos especiales cada instante que pasa y nos invade el ambiente navideño de ilusión y el amor intenso de compartir con los tuyos y la sensibilidad de ayudar a quienes más lo necesitan y a quienes están más solos y desprotegidos.

Todo lo anterior es sin duda más llevadero y se le da un enfoque diferente con una actitud de paz y de calma absoluta, la paz es el pilar fundamental de nuestras vidas en los tiempos que corren y que nos han tocado vivir, envueltos en una pérdida de valores absoluta y donde todo vale y donde nunca se piensan las consecuencias de las acciones que se acometen. Pero si es verdad que con paz y actitud de calma y tranquilidad todo se resuelve y se ve de diferente manera y con otra perspectiva.

Sabemos que la fe mueve montañas y la paz también. Las personas generadoras de positivismo y buenas vibraciones contribuyen a generar en su alrededor la paz y la tranquilidad necesarias para afrontar muchas dificultades diarias y todos los contratiempos que surgen alrededor.

Debemos ser promotores de estos estados de ánimo y de estos sentimientos y formas de actuación haciendo un mundo mejor para todos, creando sinergias de paz y de ambientes que generen buenas vibraciones con actitudes pacíficas y de ayuda a quienes más lo necesitan.

La paz debe existir todo el año y debemos profundizar en ella a diario pero vamos a aprovechar estas fechas para fortalecernos todavía más y llenarnos de esta fuerza y energía necesarias para llegar a construir un mundo mejor para todos y ayudar a restar importancia a situaciones que no la tienen creciendo en valores y sentimientos profundos, creciendo en espíritu, que es realmente la clave de éxito uniendo fuerzas para ser mejores cada día y ser ejemplo para los más jóvenes y niños que ven en nosotros un espejo de proyección del futuro inmediato.

Desde nuestra sede de Rull y Asociados os enviamos un mensaje de cariño y de paz absoluta deseando lo mejor para todos y que el Nacimiento del Niño Jesús os ayude a ser mejores cada día y a disfrutar de los pequeños momentos e instantes que la vida nos da y nos proporciona. Unas Navidades cargadas de cosas buenas y un comienzo del 2023 lleno de ilusión fe y esperanza.

ANA DE LA PEÑA FERNÁNDEZ-GARNELO
Directora Global Rull&Asociados